10 mayo 2012

La Oscura Llegada a la Torre


Esta semana finalmente llegué a la Torre. Tanto tiempo recorriendo el camino y no me decidía a continuar más allá de ciertas catástrofes pero mi propósito era llegar antes de mi cumpleaños, y alegremente lo he cumplido con gran anticipación. No puedo decir que haya sido una gran sorpresa lo que me encontré al final, pero algunos pormenores lograron asombrarme por lo inesperados -Muchos de ellos de forma no grata, debo decir- y cómo mencionarlos sin echar a perder la emoción de quienes prefieren la incertidumbre? Bueno, de eso se trata el reto de este escrito. Ruego perdón si no lo logro, pero vas con previo aviso de que tal cosa podría ocurrir, intenté cubrir con letras blancas el que quizá pueda ser el único spoiler, aún así estás a tiempo de detenerte y saltar a otra piedra cercana sin que te arrastre la corriente, si a bien tienes.

No dudo que el tema se haya tocado largamente, las reacciones y las opiniones nunca faltan, pero yo siempre huí de ellas esperando poder forjarme una idea propia de la historia, aún así, nunca nada es lo suficientemente hermético como para dejar de filtrar un poco de aire o agua, y no sólo supe el final hace ya mucho tiempo, también algunas de las opiniones de amigos seguidores del Ka-tet de Roland de Gilead acerca de éste. Han de perdonarme esas personas pues nunca les hice mayor caso respecto a este tema. Si bien el final no fue del todo inesperado, mi opinión es propia -o eso creo yo-.

Estoy convencida de que el accidente que sufrió el Tito King entre el volumen IV y el V cambió su forma de ver la historia, me hace preguntarme qué sería de esos volúmenes finales de no haber ocurrido el accidente; serían unos libros mejores o peores? en todo caso, muy diferentes? Sí, mi respuesta es que el verse frente a la muerte y sufrir dolores impensables por largo tiempo influyeron en él, y sí, la historia pudo ser muy diferente. Lo que no me atrevo a contestarme es si sería mejor. El Ka es una rueda, y esta vez ha girado así, digo gracias.

Me atormentan varias cosas del final, sobre todo a partir de algo menos de la mitad del libro VII donde sucede algo que nunca perdonaré al Tito, quienes han compartido este tema conmigo saben a qué me refiero porque fue la razón principal de haber abandonado la lectura hace ya tres años (la razón no principal es que perdí mi ejemplar de LTO VII en un robo) y me negaba a continuarla tal como hice con "El Talismán" cuando algo similar sucedió, Oh Discordia! Que manía más insufrible tiene este hombre! (me refiero a King y a su perversa manía de complicarme emocionalmente con su proceder) Pues bien, vino a socorrerme mi hermana -Quien llegó a la torre mucho tiempo antes que yo- y me contó algo del final para animarme a continuar (antes hizo exactamente lo mismo con El Talismán) sobre lo que me contó, simplemente no le creí, era demasiado desquiciado, absurdo e imposible! Mi hermana me aseguró que por desquiciado, absurdo e imposible, así era. Por supuesto yo tenía que comprobarlo. Logré sacarle otros detalles del final que me arrojó con desgano, bastante inexactos y superfluos -como quien no quiere la cosa- pero quedaron resonando mucho en mi cabeza junto con ese final desquiciado que no terminaba de tragarme. De tiempo en tiempo en estos tres años, he sacado pedazos del final a diferentes personas -algunos con engaños y artimañas, debo decir- logrando cosas realmente atroces y a veces contradictorias, pero que siempre logré tejer sobre el telar imaginario para hacerlas coincidir entre sí. Las últimas fueron tan devastadoras que por segunda vez estuve a punto de abandonar, pero me persuadí a mí misma de que ya la decisión estaba tomada sin importar las consecuencias.

Y qué digo del final? Que me gustó mucho, pero siento que una de las resoluciones fue incluso más desquiciada (engañosa) que la otra. Sólo diré que un niño de White Plains con una vida arreglada, con un hermano perfecto, carece de los matices de personalidad que posee alguien con una historia de vida particularmente dura y conflictiva, por no decir más...Me siento estafada, y sigue pareciéndome desquiciado, absurdo e imposible. El otro final, el del fin final... es otro asunto. No puedo decir que me sorprendiera del todo, pero hubo matices que ignoraba y que en realidad me hicieron disfrutar la resolución, abrieron puertas a otras historias y otros finales posibles e imposibles. Eso me gustó.

Por otro lado ahora me hubiera gustado saber menos del final. Tantas artimañas y preguntas, y tejidos... cambiaría eso para obtener una sorpresa completa que me hiciera gemir y maldecir con cada página -como ocurrió con algunas de las cosas que ignoraba- Pero mi manía de adelantarme a las historias me puede y por supuesto me perdió una vez más. Debo decir que si aún no llegaste a la Torre, deberías evitar saber sobre ello! será toda una sorpresa, grata o ingrata, pero sorpresa al fin y al cabo.
.
 

BoTaNdO CORrIENtE Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo